¿Nos ayudas a seguir creciendo? Si te gusta la música… ¡no lo pienses más! Anímate a formar parte de nuestra agrupación. No se requieren conocimientos musicales previos, solo muchas ganas y entusiasmo. Además, ofrecemos flexibilidad de horarios: cuéntanos tu situación y buscaremos alternativas para que puedas unirte a la agrupación “El Perdón”. Si necesitas una razón para apuntarte… ¡toma nota de las siguientes!

Apúntate a la agrupación y…

👉 Aprende música… a nuestra manera

Por curioso que resulte, aunque El Perdón sea una agrupación musical, la gran mayoría de los integrantes que la componen… ¡no sabe música! Salvo algunas excepciones, los componentes entraron a formar parte de la banda sin saber siquiera leer un pentagrama. En esta gran familia musical no se busca a expertos, lo único que se necesitan son ganas y entusiasmo. Con una actitud positiva, el resto surge sobre la marcha. Es así, con buena disposición e interés por formarse, como hemos ido defendiéndonos con los instrumentos. ¡Nadie nace enseñado! Aquí estamos para aprender y mejorar.

👉 Desconecta de la rutina

Hay quienes lamentan no poder apuntarse a la banda debido a la gran carga de trabajo que tienen. ¿Te sientes identificado? Pues bien, piensa que la banda podría ser esa vía de escape que tanto necesitas. Acudir a los ensayos y rodearte de personas con los mismos intereses que tú en un ambiente agradable y familiar te ayudará a relajarte. Al fin y al cabo, todo el mundo necesita pasatiempos y ratos de desconexión de ciertas obligaciones, ¿no?

👉 Comienza a tocar un instrumento

Por extraño que pueda parecer, el hecho de no saber tocar ningún instrumento no es excluyente. En El Perdón todo el mundo es bienvenido. Es por ello que desde la agrupación siempre animamos a los interesados a acudir a un ensayo para observar las distintas opciones posibles: cornetas, trompetas, trombones… una vez valoradas las diferentes posibilidades, la cuestión es probar a ver cuál es el más indicado.

👉 Mejora tu organización

Entrar a formar parte de la banda requiere un mínimo de compromiso por parte de cada integrante. Así, muchos miembros reconocen que, desde que acuden a los ensayos y practican las distintas composiciones, han mejorado su modo de gestionar el tiempo y sienten que esta responsabilidad contribuye a lograr una mejor organización en su día a día. Y tú, ¿quieres probar?